Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¡Quiero dejar de ser sedentario y entrenar regularmente!

Quiero comenzar a ejercitarme por mi salud…

Por María Laura García 

Los países que saben la importancia de recabar y almacenar data, sobre todo referida al mundo de la salud, indican que durante la semana la mayoría de las personas pasan 50 horas en sus trabajos y lo preocupante es que 43 de esas horas, la pasan sentados en una oficina.

La gente evita caminar o moverse y por comodidad prefieren tomar el ascensor que ir por las escaleras o buscar vías o formas de movilizarse más rápido (sin esfuerzo) con la excusa del poco tiempo, lo que hace que ahorremos también energía, es decir, que gastemos menos calorías, lo que redundará en el sobrepeso, una de las principales causas de todas las enfermedades.

¿Por qué la obesidad está a la orden del día? Porque no gastamos toda la energía de lo que comemos y ello, comer más, es una tendencia por múltiples factores, ya que toda la “vida social” gira en torno a la comida, los premios que nos damos son comida, porque la sociedad de consumo también nos empuja a comer más, los alimentos son en su gran mayoría procesados y éstos tienen más grasa, más azúcar, más sal, mas químicos, etc., etc., etc.. Lo empaquetado nos tienta por tiempo y accesibilidad.

Amén que la tecnología en general y lo que han denominado el internet de las cosas (casas inteligentes) cada vez nos llevan a ser más sedentarios. Ahh y las redes nos facilitan entretenernos sumidos en una silla.

¡Lo perjudicial del sedentarismo!

La quietud es un gran enemigo porque nuestro cuerpo está diseñado para estar en movimiento y no en reposo. Considera que, si tus responsabilidades cotidianas te dejan extenuado al final de la jornada, tanto que no quieres dar ni un paso, entonces evalúa que necesitas urgentemente la energía y vitalidad que te proporciona la actividad física. El ejercicio regular produce mayor fuerza y resistencia, tanto que baja los niveles de cansancio diario, aunque pudiera pensarse lo contrario. Te lo digo por experiencia propia.

¿Cómo debilita un estilo de vida sedentario a tu cuerpo?

Cuando tienes un estilo de vida inactivo, como ya te dije quemas menos calorías, esto hace que tengas más probabilidades de subir de peso. Pero, además, pierdes masa muscular y resistencia, porque no usas tus músculos lo suficiente.

Si te parece poco, se debilitan tu sistema inmune y tus huesos porque, éstos, pierden parte de su contenido mineral. Tu metabolismo se vuelve perezoso y tu organismo tendrá más problemas para sintetizar o procesar grasas y azúcares.

Tendrás una circulación de la sangre deficiente, te inflamarás fácilmente y puedes sufrir un desequilibrio hormonal

A propósito de todo lo anterior, es fácil desarrollar, innumerables enfermedades crónicas, tales como: obesidad, hipertensión, problemas cardiovasculares (ateroesclerosis, ACV, infartos, etc.), dislipidemias, síndrome metabólico, diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer, incluidos los de colon, seno y de útero; osteoporosis y caídas, padecimientos mentales como depresión y ansiedad, entre otras tantas dolencias.

¿Cómo construir fácilmente el hábito del ejercicio?

Para acostumbrarte al ejercicio la clave es ir de menos a más, iniciándote con aquellas prácticas que te resulte mas sencillas o afines y sin exigirte mucho.

Entonces, para poder generar el hábito, lo primero es considerar cuál es tu objetivo. Si este es la pérdida de peso, entonces te recomiendo caminatas enérgicas, el ciclismo y/o el baile, cuando ganes condiciones podrás correr. Ahora bien, si la meta es ganar fuerza o resistencia realiza pesas.

También es vital tener en cuenta que, el ejercicio debe tener un cierto grado de intensidad para que produzca efectos en el organismo y que es importante la regularidad. Se requiere hacer un mínimo de 3 a 5 veces por semana para obtener beneficios. Por último, ten presente la progresión: hay que comenzar y avanzar poco a poco.

Iníciate con ….

  • Caminatas. camina con velocidad y fuerza como para acelerar el ritmo cardíaco.
  • Subiendo escaleras. De 30 ó 40 por minutos. Te recomiendo subir 3 tramos sin detenerte en 30 segundos cada vez, 2 escalones por vez. Hacer esto 9 ó 10 veces por día es un buen programa para mantenerse en forma.
  • Saltando la cuerda. Puede parecer un ejercicio fácil pero es muy efectivo y demandante. Para comenzar puedes hacer 10 minutos y descansar 5 mientras levantas unas pesas o haces abdominales, es lo que denominan pausa activa. Aumenta el tiempo, de a poquito.

Otras recomendaciones…

  • Trasládate caminando cada vez que tengas el chance.
  • Estaciona tu carro lo más lejos que puedas del lugar a dónde vas.
  • Sube las escaleras normales en lugar de las eléctricas o el ascensor. Quemarás 4 calorías por cada 10 escalones que subas.
  • Busca actividades físicas que disfrutes, recuerda que la clave es el apego para ser constante.
  • Mientras conversas por teléfono, párate, y da unos pocos pasos.
  • En la oficina levántate para llevar documentos o mensajes a tus compañeros, es decir, aprovecha todas las oportunidades para moverte.
  • Haz del moverte más un hábito sumado al ejercicio.

REDES:
Instagram: @ATuSalud
YouTube: ATuSaludconMariaLauraGarcia
Facebook: ATuSaludEnLinea
Twitter: ATuSaludEnLinea

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados